¿PROGRAMAS DE ESTIMULACIÓN PARA BEBÉS?
15787
post-template-default,single,single-post,postid-15787,single-format-standard,ajax_fade,page_not_loaded,,qode-title-hidden,qode-theme-ver-10.1.1,wpb-js-composer js-comp-ver-5.2.1,vc_responsive
buen vinculo bebés

¿PROGRAMAS DE ESTIMULACIÓN PARA BEBÉS?

“Los pequeños no requieren que los adultos les enseñemos a sentarse, a gatear ni a caminar… ellos tienen toda esta información ancestral en su cerebro. Información que nos pertenece cómo especie y que está lista para ser liberada en el momento preciso, cuando las condiciones lo favorecen. Así, los niños y niñas son como las flores, que esperan un día para abrirse al mundo, para desplegar su potencial. Algunas flores esperan un día cálido, otras una mañana…Lo cierto, es que no todas las flores abren al mismo tiempo ni de la misma forma, ni siquiera las flores de una misma planta. Cada flor, tiene su tiempo, su forma. Y esta característica, es la que las vuelve únicas.” (Fuente http://moverseenlibertad.cl/?p=193)

Emmi pikler ejerció como pediatra y directora de una institución de acogida para niños huérfanos y abandonados (Instituto Loczy de Budapest). A través de su observación concebió una nueva forma de ver al niño pequeño: el bebé es capaz de desarrollarse de forma autónoma, pues viene programado para adquirir las diferentes fases del desarrollo motor sin ayuda del adulto.

Cuando el niño es respetado y no se le fuerza por ejemplo a sentarse, a ponerse de pie, etc., su desarrollo es mucho más armónico y a nivel emocional el niño se percibe a sí mismo como capaz, seguro de sí mismo,…, estaríamos hablando de la base para una buena autoestima.

Muchos son los padres que se preguntan cómo poder estimular el desarrollo de su bebé. El problema es cuando esos padres por desconocimiento, por miedo, etc., no respeta el desarrollo del niño y, por ejemplo, orgullosos comentan que su hijo no gateó y que rápidamente se echó a andar, de una u otra manera aparecerán dificultades que se harán visibles el día de mañana.

El niño necesariamente requiere pasar por unas fases del desarrollo, el respeto y la espera por parte de sus cuidadores será fundamental para que esto así suceda.

En ausencia de patologías, antes de iniciar un programa de estimulación con tu bebé, pregúntatepara qué.

A modo de reflexión, os dejamos este cuento:

Un hombre encontró un capullo de una mariposa y se lo llevó a casa para poder ver a la mariposa cuando saliera del capullo.

Un día vio que había un pequeño orificio y entonces se sentó a observar por varias horas, viendo que la mariposa luchaba por abrirlo más grande y poder salir.

El hombre vio que la mariposa forcejeaba duramente para poder pasar su cuerpo a través del pequeño agujero, hasta que llegó un momento en el que pareció haber cesado de forcejear, pues aparentemente no progresaba en su intento.

Parecía que se había atascado. Entonces el hombre, en su bondad, decidió ayudar a la mariposa y con una pequeña tijera cortó al lado del agujero para hacerlo más grande y ahí fue que por fin la mariposa pudo salir del capullo. Sin embargo, al salir la mariposa tenía un cuerpo muy hinchado y unas alas pequeñas y dobladas.

El hombre continuó observando, pues esperaba que en cualquier instante las alas se desdoblarían y crecerían lo suficiente para soportar al cuerpo, el cual se contraería al reducir lo hinchado que estaba.

Ninguna de las dos situaciones sucedieron y la mariposa solamente podía arrastrarse en círculos con su cuerpecito hinchado y sus alas dobladas. Nunca pudo llegar a volar.

Lo que el hombre en su bondad y apuro no entendió, fue que la restricción de la apertura del capullo y la lucha requerida por la mariposa, para salir por el diminuto agujero, era la forma en que la naturaleza forzaba fluidos del cuerpo de la mariposa hacia sus alas, para que estuviesen grandes y fuertes y luego pudiese volar.

La libertad y el volar solamente podían llegar después de luchar. Al privar a la mariposa de la lucha, también le fue privada su salud.

Gloria González Urueña
Gloria González Urueña
gloria.gonzalez@elbosquedelasemociones.es

Los senderos que hemos de atravesar por la vida desde muy tempranamente, van a determinar quiénes somos, pues las experiencias, lo qué vivimos e incluso con lo que venimos, van modelándonos, convirtiéndonos y enseñándonos una mirada individual y única sobre la vida. Las diferentes formaciones que he ido sumando a la formación como Psicóloga, la psicomotricidad, el análisis transaccional, la terapia Gestalt, EMDR,…, son mis herramientas, además de mi experiencia personal, para ayudar a otras personas a atravesar sus propios bosques.

No hay comentarios

Deja tu comentario