TEJIENDO VÍNCULOS ...CREACIÓN DE LA ESCUELA DEL BUEN VÍNCULO
15781
post-template-default,single,single-post,postid-15781,single-format-standard,ajax_fade,page_not_loaded,,qode-title-hidden,qode-theme-ver-10.1.1,wpb-js-composer js-comp-ver-5.2.1,vc_responsive
Buen vínculo madres padres hijos

TEJIENDO VÍNCULOS …CREACIÓN DE LA ESCUELA DEL BUEN VÍNCULO

Bienvenidos a este blog que nace con vocación de servicio a las personas, especialmente en su papel de padres. Para conseguirlo, lo iremos nutriendo regularmente de material interesante y de temas que inviten a la reflexión personal.

Ese blog llega de la mano de nuestra Escuela del Buen Vínculo, y en esta primera entrada me gustaría contar por qué y para qué nace la Escuela.

En realidad se trata de una vieja idea que llevaba años rondándome en la cabeza cuando, desde el sillón de mi consulta de psicóloga veía (y sigo viendo) desfilar tantas historias de angustia y de dolor, detrás de las que siempre se acaba encontrando un niño que sufrió y unos padres que a menudo no sabían que estaban haciendo sufrir a ese niño… Y no es justo.

“Es más fácil criar niños fuertes que reparar hombres rotos”

Salvo que exista una perturbación mental o emocional grave, ningún padre o madre quiere hacerle mal a su hijo, ningún padre o madre quiere crearle dolor. Todos hacen lo que hicieron con ellos mismos o lo que creen que está bien pero en definitiva, las más de las veces simplemente están haciendo lo que saben hacer y no saben comportarse de otro modo. El problema es que a veces con ello se está haciendo un daño que tarde o temprano dará la cara y entonces habrá que trabajar para aliviarlo: como decía Frederick Douglas  “Es más fácil criar niños fuertes que reparar hombres rotos”.

Y ahí viene un sueño: “¿Y si llegase un día en el que los padres conociesen bien qué hacer, supiesen lo que sus niños necesitan y aprendiesen el modo correcto de dárselo? ¿Y si, en vez de esperar a corregir lo que se ha hecho mal, nos anticipásemos e hiciésemos un trabajo preventivo?”

Todos los grandes viajes empiezan con un pequeño primer paso

Sería empezar a cambiar la sociedad, desde abajo pero de verdad, despacito pero ganando un paso con cada generación, hasta conseguir una mayoría de adultos emocionalmente sanos y equilibrados, relacionándose desde ahí con ellos mismo, con los demás y con el mundo.

Se trata de un proyecto con un final ambicioso pero con un comienzo humilde: ir sembrando en aquellos padres que así lo deseen, el conocimiento de un modo de hacer diferente con los hijos y también con ellos mismos, sin juzgarse, sin culpabilizarse, entendiéndose en sus dificultades, aceptándose , queriéndose y luchando desde ahí por hacerlo cada vez mejor.

Todos los grandes viajes empiezan con un pequeño primer paso: estáis asistiendo a uno. Gracias por hacerlo y, por supuesto, si queréis acompañarnos, nuestro blog –vuestra casa – está abierto a vuestras aportaciones y comentarios.

Paloma Lopez Cayhuela
Paloma Lopez Cayhuela
paloma.lopez@elbosquedelasemociones.es

Un día ya muy lejano de adolescencia, descubrí la Psicología. La convertí entonces en mi sueño y a día de hoy, pisando ya tierra firme, he llegado a este Bosque después de transitar por un camino donde todos los saberes que me acompañan se han ido enhebrando para cobrar un sentido más amplio cada vez. EMDR, Análisis Transaccional y Gestalt son los recursos que llevo en mi equipaje y aún queda hueco para otros que habrán de llegar…

No hay comentarios

Deja tu comentario