VÍNCULO DE APEGO, CUERPO Y EMOCIONES
15813
post-template-default,single,single-post,postid-15813,single-format-standard,ajax_fade,page_not_loaded,,qode-title-hidden,qode-theme-ver-10.1.1,wpb-js-composer js-comp-ver-5.2.1,vc_responsive
BUEN VINCULO APEGO

VÍNCULO DE APEGO, CUERPO Y EMOCIONES

Emociones y vínculo de apego

Cuando hablamos de Vínculo de apego inevitablemente sentimos que tras esas palabras se esconde el Amor, sin duda el amor es lo que construye esa relación que el bebé establece con sus referentes principales y viceversa.

Pero en la vida bien sabemos que no todo es amor y en la crianza de un hijo aparecen todo un repertorio de emociones, unas más fáciles de aceptar que otras. ¿Qué madre o padre no ha sentido miedo, tristeza, enfado,…? Y tras esos sentimientos, ¿qué padre o madre no ha sentido la culpa?,…

Emociones que “duelen”

Hace poco escribimos un artículo que podéis leer aquí en el que contábamos como durante la crianza de los hijos, en los padres aparecerán “emociones que duelen”.

Estas “emociones que duelen” pueden aparecer en los padres incluso antes del nacimiento, miedos, inseguridades, etc. Y, más adelante tras el nacimiento, un ejemplo donde podemos observar esto con claridad, lo encontramos en muchas mamás y papás que se tensan ante el llanto de sus bebés.

Emociones y cuerpo

No todas las madres y padres reaccionan igual ante el llanto del bebé. Y ¿por qué una madre/padre reacciona de una manera u otra y otra madre/padre de otra muy diferente? Esto tiene que ver con las vivencias y experiencias que cada persona haya vivido en su vida y de las que el cuerpo guarda todo un registro de emociones del que no somos conscientes.

Imaginaros, por ejemplo, a una mamá tensa y bloqueada ante el llanto del bebé, ¿cómo estará el cuerpo de esa mamá tras horas de llanto incesante? ¿estará relajado, crispado,…?

Esta mamá siente una emoción que le provoca una reacción física y que la conduce a tener una respuesta automática corporal en muchos casos inconsciente. Así que esta es la foto: un bebé llorando en el regazo de una mamá tensa, lo cual ,como podéis estar pensando, no facilita para nada que el bebé se calme.

A pesar de todos los libros que esta mamá ha podido leer sobre la crianza, el vínculo de apego, etc., hay una respuesta automática en el cuerpo que no se ha enterado de nada de lo que ponía en esos libros.

Si esa mamá no es consciente de esas emociones que está sintiendo en el momento tampoco podrá ser consciente de cómo se está relacionando con su bebé.

Cuando esa mamá sea capaz de soltar y liberar esa tensión podrá ayudar a su bebé a estar más tranquilo.

Todas las emociones están implicadas en el vínculo de apego y es una buena gestión la que nos ayudará a mantener un Buen Vínculo.

Si tienes alguna duda o te gustaría saber más acerca como construir un buen vínculo con tus hijos puedes ponerte en contacto con nosotras. Podemos atenderte de forma presencial en nuestro Gabinete de Psicología en Valdemorillo o bien por Skype.

Gloria González Urueña
Gloria González Urueña
gloria.gonzalez@elbosquedelasemociones.es

Los senderos que hemos de atravesar por la vida desde muy tempranamente, van a determinar quiénes somos, pues las experiencias, lo qué vivimos e incluso con lo que venimos, van modelándonos, convirtiéndonos y enseñándonos una mirada individual y única sobre la vida. Las diferentes formaciones que he ido sumando a la formación como Psicóloga, la psicomotricidad, el análisis transaccional, la terapia Gestalt, EMDR,…, son mis herramientas, además de mi experiencia personal, para ayudar a otras personas a atravesar sus propios bosques.

No hay comentarios

Deja tu comentario